En septiembre de 2015 enviamos un contenedor de material a la misión de Benin. Nos costó recolectar y recibir todo el material que íbamos a mandar a Tanguieta, pero casi más nos costó meterlo en el contenedor. Aparentemente son enormes y casi imposibles de llenar, pero cuando tienes tantas cosas que mandar, al final se te quedan pequeños.

Esta es la relación del material principal que enviamos:

Este contenedor no habría salido de España si no fuera gracias a los proveedores que nos hicieron donación del material sanitario.